La creciente del río Clementina rompió un muro de arcilla, que contiene el cauce del afluente del Río Catarama, inundando cultivos y dejando a varias familias afectadas.
Los muros recién fueron levantados a mediados de enero de este año por la Prefectura de Los Ríos.

@martinsotto